Autorregulación: Código ético y de
competencia, Pacto Mundial, GRI.
Factores de éxito
Economía verde Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Cras vitae urna in mauris laoreet imperdiet. Etiam felis magna, dictum in hendrerit faucibus, bibendum ac magna. Maecenas pulvinar id erat a ultricies. In varius orci id lorem volutpat, vitae congue massa semper.
Haz rollover sobre cada engranaje
para navegar por las secciones

Prevención

La prevención en materia de residuos es prioritaria, y la inversión en investigación, desarrollo e innovación es la semilla que da lugar a nuevos productos o procesos de producción más avanzados que contribuyen a un crecimiento económico sostenible y equilibrado. Hoy, más que nunca, existe una fuerte apuesta por el desarrollo de políticas, desde distintas vertientes, que impulsan la innovación como motor de competitividad y sostenibilidad.

Un ejemplo de ello es la propuesta de la Estrategia Española de Ciencia, Tecnología e Innovación 2021-2027 (EECTI 2021-2027), diseñada para “consolidar y reforzar un tejido productivo más innovador y dinámico, que procure la sostenibilidad de nuestro sistema social a largo plazo, invirtiendo en la calidad de vida de las generaciones futuras”.

O el I Plan de Acción de Economía Circular, de la Estrategia Española de Economía Circular “España 2030” (EEEC), aprobado el pasado 25 de mayo a propuesta del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITERD), que desarrolla la política en esta materia sentando las bases “para impulsar un nuevo modelo de producción y consumo en el que el valor de productos, materiales y recursos se mantengan en la economía durante el mayor tiempo posible, en la que se reduzcan al mínimo la generación de residuos y se aprovechen con el mayor alcance posible los que no se pueden evitar”.

La vigente Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados promueve la innovación en la prevención y gestión de los residuos, y recoge como instrumentos de planificación la elaboración de programas de prevención. Y en el ámbito de la fabricación de aceites industriales, el Real Decreto 679/2006 establece como una de las obligaciones inherentes a la aplicación del principio de responsabilidad del productor la de elaborar Planes Empresariales de Prevención (PEP) sobre los efectos de los aceites industriales sobre el medio ambiente.

La normativa prevé medidas tanto para alargar la vida útil de los aceites industriales, reduciendo con ello la generación de los residuos resultantes, como para mejorar sus características físicas para un mejor aprovechamiento de los recursos contenidos en los aceites usados que se generen, pudiendo ser gestionados mediante alternativas que garanticen un mayor grado de protección ambiental.

Desde hace más de una década existe una política de prevención consolidada y activa por parte de nuestras empresas adheridas, que va más allá de las exigencias legales, y que responde a un firme compromiso a favor del medio ambiente, que se ve reflejado en acciones que abogan por un consumo responsable, y otras que avanzan en el desarrollo de productos más duraderos, eficientes y sostenibles.

La innovación es un elemento clave en materia de prevención, y está presente en muchas de las acciones recogidas en los Planes Empresariales de Prevención que llevamos desarrollando desde 2010, y donde se ponen de manifiesto las inversiones en programas de I+D+i de los fabricantes, abarcando todas las fases del ciclo de vida del aceite industrial: desde la concepción del producto que saldrá al mercado hasta la conversión del aceite usado generado en nuevos recursos aprovechables.

Plan Empresarial de Prevención (PEP)

Desde SIGAUS acompañamos a nuestras empresas adheridas en el cumplimiento de las obligaciones que la normativa establece en materia de prevención, canalizando todos sus esfuerzos a través de Planes Empresariales de Prevención, de vigencia cuatrienal, y sus respectivos informes anuales de Seguimiento y Control acerca de la ejecución de las medidas de prevención llevadas a cabo.

Como parte del III Plan Empresarial de Prevención, vigente en el período 2018 – 2021, desde SIGAUS llevamos a cabo el tercer Informe de Seguimiento y Control sobre las medidas de prevención llevadas a cabo por nuestras empresas adheridas en 2020. El Informe recoge 570 acciones desarrolladas por las 125 compañías que declararon nuevas medidas durante el ejercicio. El 51% de ellas ejecutaron acciones en más de una Línea de Prevención, mientras que, en promedio, la media de acciones por empresa fue de 4,56.

Un año más la Línea de Prevención 5, sobre campañas de información y otras acciones de sensibilización, volvió a ser la de mayor actividad, con 278 acciones, que representan el 49% del total declaradas, con la participación de 69 empresas declarantes.

Esta gran actividad pone de manifiesto la importancia que dan las empresas a las campañas de comunicación y formación, tanto para alargar la vida útil del aceite como para divulgar las buenas prácticas en la fase de manipulación, almacenaje y entrega del aceite usado. En la divulgación de estas acciones, destaca especialmente el uso de canales digitales como las redes sociales.

En segundo lugar, presentó una importante actividad la Línea de Prevención 1, dedicada a la implantación de mecanismos para alargar la vida útil del aceite industrial, con 125 medidas adoptadas, que suponen el 22% del total declaradas, y la participación de 76 empresas.

“Se registraron acciones en las 7 líneas de prevención previstas en el Plan, lo que pone de manifiesto el esfuerzo del sector para desarrollar una prevención global, que abarque todas las fases del ciclo de vida del aceite industrial”.

Indicadores de resultado del PEP

LP1

Mecanismos para alargar la vida útil del aceite industrial.
Leer más

de aceites industriales formulados para permitir una mayor vida útil.

acciones de prevención que mejoran la eficiencia del consumo de aceite en aparatos, equipos y/o vehículos.

LP2

Mecanismos para mejorar las características del aceite industrial a fin de facilitar la gestión final del aceite usado.
Leer más

de aceites fueron formuladas reduciendo su contenido en componentes peligrosos para su mejor gestión final.

LP3

Incorporación de aceites base regenerados en las formulaciones de aceites nuevos.
Leer más

de aceite base regenerado utilizado en la formulación de nuevos lubricantes.

LP4

Otras acciones que reducen la cantidad o peligrosidad de los aceites usados.
Leer más

de aceites comercializados específicamente para técnicas de microlubricación.

de aceites biodegradables.

LP5

Campañas de información y otras acciones de sensibilización.
Leer más

acciones de comunicación y formación.

LP6

Certificaciones de carácter medioambiental.
Leer más

certificaciones emitidas por organismos de prestigio internacional en materia de medio ambiente.

LP7

Estudios y proyectos de innovación en el ciclo de vida de los lubricantes.
Leer más

acciones sobre estudios o proyectos de innovación que implementan principios de la Economía Circular.

Beneficios ambientales de la prevención en 2020

Icono Regeneracion

Comercializar:

56.754 t de aceites formulados para alargar su vida útil.

¿Qué supone?

El ahorro durante 2020 de 26 millones de € en cambios de aceite, respecto a los cambios que hubieran sido necesarios para el mismo parque móvil 5 años atrás [1].

Icono Regeneracion

Comercializar:

2.566 t de aceites concebidos para facilitar su gestión final.

¿Qué supone?

La regeneración de esos aceites usados suponen el ahorro de la misma cantidad de CO2 que la que absorben 3 hectáreas de chopos tras 30 años [2].

Icono Regeneracion

Comercializar:

18.120 t de bases procedentes de la regeneración o reciclado de aceites usados, utilizadas en la formulación de nuevos aceites.

¿Qué supone?

Se evita la utilización de 8,5 millones de barriles de petróleo en la producción, mediante el primer refino, de esa cantidad de lubricantes [3].

Icono Regeneracion

Comercializar:

46 t de aceites industriales específicamente creados para su aplicación en técnicas de microlubricación, que contribuyen a ahorrar grandes cantidades de aceite, minimizar el residuo y mejorar el rendimiento de la maquinaria.

¿Qué supone?

Evitar la utilización de un volumen de taladrinas (aceite emulsionado con gran cantidad de agua) para lubricar esos mismos procesos similar a una piscina olímpica [4].

Icono Regeneracion

Comercializar:

2.557 t de aceites industriales biodegradables, a base de ésteres vegetales u otras sustancias.

¿Qué supone?

Se evita la generación de una cantidad de aceite usado que llenaría un tren de vagones cisterna de 397 m de largo [5].

Leyenda
  1. Diferencial del coste agregado de todos los cambios de aceite de turismos estimados por GIPA para 2020, 17,7 millones de cambios, a un coste invariable de 40 € por cambio, en relación a los cambios que hubieran tenido lugar de haberse mantenido la frecuencia de cambio de 2015: 18,4 millones de cambios en 2020.
  2. En relación a las emisiones de CO2 que se producirían en la obtención de bases mediante el refino de petróleo, y estimando una plantación de 400 pies por hectárea de Populus alba, cuya absorción de CO2 es de 671 kg/pie/30 años, según la Calculadora de absorciones del MITERD.
  3. A partir de la afirmación según la cual se necesitan 42 galones (1 barril) de petróleo, pero sólo 1 galón de aceite usado, para producir 2,5 cuartos de galón de aceite lubricante. Fuente: United States Environmental Protection Agency.
  4. Tomando como referencia un ahorro del 50% del aceite necesario en caso de no utilizar la microlubricación y una disolución del aceite en agua al 5% para ese mismo caso, que típicamente se refiere a la utilización de taladrinas. Capacidad de una piscina olímpica: 2.500 m3.
  5. Aplicando un mínimo de biodegradación de estos productos del 70%. Fuente: Norma OCDE 301. Estimando vagones cisterna de 15,24 m de longitud y 80,1 m3 de capacidad (plataforma estándar Renfe) y longitud de locomotora de 18,9 m.

Evolución de la implantación del PEP

“Una década aunando esfuerzos por crear lubricantes cada vez más eficientes y respetuosos con el medio ambiente, con importantes inversiones en investigación, desarrollo e innovación para avanzar hacia una Economía Circular global”.